TIRAMISU CON PISTACHO Y SAVOIARDI, AL AROMA DE NUEZ


Esta es una variante del Tiramisú clásico italiano. Lo había hecho en varias ocasiones, y ya tocaba modificar la receta. Lo cierto es que estoy muy contenta con el resultado.

El Tiramisú tiene como ingrediente base el MASCARPONE, un queso cremoso, algo dulce y ligeramente ácido. El marcarpone original se elaboraba con leche de búfala, pero hoy en día es mucho más fácil encontrarlo de leche de vaca. Mucha gente sustituye este rico lácteo, y como digo, ingrediente básico para la elaboración de este postre, por queso tipo Philadelphia, o Quark, pero en mi opinión es un tremendo error, porque los otros son quesos más dulces y la cremosidad no es la misma, por lo que modificamos completamente el sabor del Tiramisú.

Para esta nueva receta, he añadido el pistacho, para dar un toque colorista al postre, y porque me resulta un sabor de lo más sutil que contrasta con el dulzor del mascarpone y los savoiardi. Por otra parte he sustituído el café y licor, con el que se bañan los savoiardis, por aceite de nuez, que conjuga estupendamente con el pistacho. Y por último, tanto en esta receta, como en la originaria, doy mucha importancia al tipo de chocolate, que ha de ser muy muy amargo, es decir, chocolate puro. Yo conservo de nuestro viaje a Cuba una bola de cacao que voy utilizando para estos platos, y sé que cuando se me acabe, me va a resultar difícil igualar este sabor tan natural.

Los ingredientes:
250 gr. de mascarpone
1 Yema de huevo
2 claras de huevo
70 gr. de pistachos
50 gr. de azúcar
18 savoiardi
3 cucharadas de aceite de nuez
cacao en polvo

Montamos las claras de huevo, con una pizca de sal, y reservamos. En otro cuenco mezclamos la yema de huevo, el mascarpone, el azúcar, hasta conseguir una crema sin grumos. Picamos los pistachos con la batidora. Parte los mezclamos con la crema, y reservamos unos pocos para decorar.

Vamos colocando en las copas, primero un savoiardi, mojado suavemente en aceite de nuez, y después rociado con cacao en polvo, y colocamos encima un poco de la crema que hemos preparado, luego otra capa de savoiardí como la anterior, y otra de crema encima, y por último, cubrimos con cacao en polvo la crema y dejamos reposar unas 2 horas en el frigorífico. Antes de servir, decoramos las copas con los pistachos picados.

Espero que disfruteis de esta receta.