MAMIA CON GOMINOLA DE MIEL Y TEJAS CON PISTACHOS

Cuando era una niña mi ama compraba leche de oveja que los pastores comenzaban a vender cuando bajaban a las ovejas de las montañas de Aralar, Urbía, Aitzgorri, Hernio, etc. . .



Calentaba la leche, le añadía el cuajo, e iba poniendo la mezcla en los cuencos de barro. El sabor agrio y fuerte de la leche de oveja, al que agregábamos un poco de miel o azúcar, es un recuerdo que se ha quedado grabado en mi mente. Cuando le dije a Alberto que iba a preparar mamia para el postre de día de Reyes,  me contó que de pequeño, cuando iba con su familia a pasar el día a la Sierra de Urbasa,  su madre compraba la leche de oveja a los pastores que había por allí.  La leche, recién ordeñada, había que traerla a casa en la botella de agua, vino o casera, que habían llevado para el picnic. Por esos momentos...


Hoy he querido dedicar esta receta a mi niñez, y por eso he elaborado este postre al que llamaré MAMIA CON GOMINOLA DE MIEL Y TEJAS CON PISTACHOS.  El resultado en cuanto al sabor, ha sido maravilloso: leche de oveja, miel, pistacho, nuez y mantequilla. Coordinan estupendamente entre ellos.



Ahora solo toca recordar esos momentos de nuestra niñez...



PARA LA ELABORACIÓN DE LAS TEJAS CON PISTACHOS:

INGREDIENTES:


1 yema de huevo
30 gr. de mantequilla
125 gr. de harina
120 gr. de azúcar
el zumo de 1 naranja
24 gr. de pistachos triturados

PREPARACION:

Mezclar el azúcar, la harina, el zumo de naranja, la yema de huevo y la mantequilla en pomada, hasta conseguir una crema ligera y homogénea. Precalentar el horno a 195º. Poner una cuchara grande de la mezcla sobre la chapa del horno y dejar que se estire dejando que se forme un circulo como una oblea, y hacer tantas como entren en la chapa, pero dejando un espacio entre cada una de ellas como de unos 3 cm para que no lleguen a tocarse. Repartir los pistachos picados por encima de las tejas. Hornear durante 10 minutos dejando que se doren un poco, y sacar y colocar sobre un tubo metalico, botella, vaso,… para que adopte una forma cilindrica ya que mientras todavia esta caliente la masa es maleable. Hacer esta operación tantas veces como se necesite hasta acabar la masa.





PARA LA ELABORACIÓN DE LA MAMIA:

INGREDIENTES:

1 litro de leche de oveja
8 hojas de gelatina

PREPARACION:

Colocar las 8 hojas de gelatina, cortada cada una en 3 trozos, en una bandeja con agua, y dejar reposar durante 5 minutos. Calentar la leche de oveja en una cazuela y  cuando comience a hervir retirar del fuego. Colar las hojas de gelatina, y mezclarlas con la leche. Volcar en una bandeja el liquido y ennvolver en papel film. Dejar reposar la bandeja durante la noche en la nevera.


PARA LA ELABORACIÓN DE LA GOMINOLA DE MIEL:

INGREDIENTES:

3 cucharadas soperas de miel
1 vaso de agua (250cl.)
3 hojas de gelatina

PREPARACION:

Calentar el agua y la miel en un cazo hasta que se haya homogeneizado el líquido. Añadir la gelatina previamente remojada, escurrida y fundida. Pasar a una bandeja, que se deberá de envolver en papel film. Reposar durante la noche en nevera.

EMPLATAR:

Necesitaremos nueces y pistachos para decorar.

Al día siguiente las dos preparaciones habrán quedado sólidas, así que con la ayuda de un vaso de chupito, iremos haciendo la forma de un pequeño pastelito a la mamia, y después a la miel, y colocaremos sobre la primera la miel, media nuez, y medio pistacho. Acompañar con las tejas.




2 Responses so far.

  1. Anonymous says:

    Que buena pinta tiene. A mi me encanta la cuajada (que sea de oveja, eh), pero lo de gominola de miel y las tejas tienen que darle un toque ummmh, terrible. Lo intentaré probar.

  2. Ivana says:

    que buena pinta!!! la cuajada es algo que todavía no le he cogido el punto, pero con esta mezcla de las tejas tiene que estar deliciosa!
    besitos