MORCILLA + MANZANA + CACAO= TRUFA


Existe cierta espiritualidad en todo acto creativo. Yo puedo dar buena fe (nunca mejor dicho) de ello. Mediante la creatividad el ser humano es capaz de proyectar en un cuadro, un relato o un plato lo mejor de sí mismo, y yo hoy he podido disfrutar de un cachito de alma de Juan Mari Arzak. Reproduciendo este plato he sido consciente de su amor a la cocina, de su afán para que el lenguaje culinario se enriquezca mediante múltiples códigos, de su gran espiritualidad. Morcilla, manzana y cacao, sabores que sólo un genio es capaz de concebir unidos, y mostrarlos en forma de trufa.








Ingredientes para 6 personas (aperitivo):

· 400 gr. de morcilla de verdura

· 1 manzana reineta

· Cacao en polvo

· Aceite de oliva

PREPARACION

Precalentar el horno a 200 grados. Poner la morcilla en una bandeja o fuente de horno, echarle un chorrito de aceite por encima y asarla unos 15 minutos.

Pelar la manzana y cortarla en daditos pequeños. Introducir en el microondas hasta que se ablande.
Triturar la morcilla y la manzana  y dejar que se enfríe. Formar con la pasta unas bolitas pequeñas y envolverlas con cacao amargo. Volverlas a poner en la bandeja de horno y darles un golpe de calor breve (2-3 minutos) a 220 grados. Servir inmediatamente.









Espero que os guste la receta.

2 Responses so far.

  1. antonia says:

    ¡Hola Mónica! Esta receta es sorprendente, y tiene muy buena pinta. Como es tan "atrevida", esperaré a tener los invitados adecuados para prepararla!!

  2. Alicia says:

    No sé cómo sabrá, no puedo imaginarme la amalgama de sabores pero tiene una pinta estupenda.
    Gracias por dejarme un comentario en el blog, así me has permitido conocer el tuyo, nos leemos!