PASTELITOS DE CALABAZA Y CAQUI



Me gusta estar en casa cuando nieva. Me gusta ver nevar desde mi ventana y ver a la gente pasar, con sus gorros de lana, bien abrigados hasta las cejas. Hoy era el día ideal para quedarse en la cocina, y dejar pasar las horas. Me he propuesto hacer unas tartas de calabaza y caqui, esponjosas y dulces.




No suelo comprar caquis, sin embargo el otro día los ví en la tienda, con ese aspecto anaranjado tan apetecible, que no pude resistirme. Su sabor recuerda a una mezcla entre melocotón, albaricoque y pera, dulce y muy suave. Ideal para mezclarlo con la calabaza.





INGREDIENTES PARA 12 PASTELITOS:


-Calabaza sin piel (350 gr.)
-2 Caquis maduros
-4 Huevos
- Azúcar (200 gr.)
-Harina (250 gr.)
-1 sobre levadura en polvo
-1 vaso aceite de oliva
-1/2 cucharadita canela
-2 cucharaditas de azúcar avainillado.

PREPARACION:

Troceamos la calabaza y la introducimos en el microondas hasta que quede blanda. Una vez cocida, se aplasta con un tenedor hasta que obtengamos un puré.

Separamos las yemas de las claras y montamos éstas últimas a punto de nieve y reservamos.

Mezclamos las yemas con el azúcar, la calabaza, el aceite, la canela, el azúcar avainillado y la harina con la levadura. Añadimos las claras a punto de nieve y removemos en el sentido de las agujas del reloj, hasta que quedan incorporadas a la masa.

Engrasamos los moldes con mantequilla, y añadimos la masa  en cada uno hasta la mitad de su capacidad. Pelamos los caquis, y  cortamos 12  rodajas de 1 cm. aprox. y las colocamos en el centro de cada una de las tartaletas preparadas. Introducimos en el horno, previamente calentado a 180º,  y dejamos que se horneen durante 40-45 minutos. Retiramos del horno y colocamos encima de una rejilla para que se enfríen.