UN GIN-TONIC, POR FAVOR

Burbujas, diamantes de hielo, infusión de pétalos de rosa de Bulgaria y otra de pepino Holandés, ginebra, quinina natural procedente de los árboles de la fiebre de Ruanda, azúcar de caña, ralladura de limón, rodaja de pepino.



Así es el gin-tonic que probé este fin de semana en casa de mi hermano. Una experiencia que engancha si estás un poco cansada de ese gin-tonic empalagoso que cuesta acabar. La ginebra Hendrick's en su justa medida es imprescindible para la copa por su aporte aromático. Y la tónica, que sea Fever-Tree, por favor, deliciosa, con un gusto y aromas únicos, realzando el sabor de la ginebra, en vez de ocultarla tras un fuerte dulzor o burbujeante líquido, como lo hacen otras. Y para el toque final, una rodaja de pepino. ¿Por qué no? 



Puntos a destacar:

-La botella con ese aire de bote farmacéutico.
-El justo dulzor  y burbujas de la tónica Fever-Tree.
-El toque del pepino, reafirmando todos los matices de la ginebra Hendrick's




¿Te apuntas?

7 Responses so far.

  1. Begoña says:

    Im-presionante!!!!!
    Un saludo, Begoña

  2. Tomare lo mismo que ella.

  3. Núria says:

    La ginebra es la que cuando tomo un gin-tonic me gusta y la tónica no tenía el gusto....
    De unas botellas haces unas fotos realmente preciosas.
    besos

  4. antonia says:

    Mónica, hace años que no me tomo un gin tonic, y en este momento daría lo que fuera por el de la foto.Reuniré todo para el fin de semana próximo y ¡te aseguro que el viernes cae uno!

  5. Ivana says:

    que rico!!!
    me encanta!
    besitos

  6. polita says:

    Me apunto. Me tomé uno parecido este finde en Noja, pero no tenían rodaja de pepino, casi rompo a llorar...;)

    Las fotos, bomba.

    Besotes!!!

  7. Me encanta ..., las fotos preciosas.

    Besos